Saltar Navegación
www.aragonaire.es Gobierno de Aragon

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de uso. Puede encontrar más información aquí »

El ozono troposférico: un contaminante atmosférico de tipo secundario

El ozono troposférico cuando se encuentra en unas determinadas concentraciones puede considerarse un contaminante atmosférico por sus efectos nocivos. Se trata de un contaminante secundario de origen fotoquímico, es decir, no emitido directamente a la atmósfera, sino formado mediante reacciones fotoquímicas (en presencia de luz solar) a partir de contaminantes primarios que son aquellos que se emiten directamente a la atmósfera.

Los precursores del ozono son fundamentalmente los óxidos de nitrógeno (NOx) y los compuestos orgánicos volátiles (COVs) los cuales se emiten de manera natural o como consecuencia de las actividades humanas. La época con mayores niveles de ozono suele coincidir con el verano debido a una mayor presencia de radiación solar.